boton_invertebrados
 
 
 

Imágenes de fosiles

 
logo_fosil

Cistoideos

Los cistoideos se parecían a los crinoideos en el hecho que iban sujetos por un tallo al sustrato y que poseían una teca abultada formada por el número de placas. Los cistoideos, sin embargo, no tenían verdaderos brazos; filtraban el alimento del agua por medio de extremidades cortas y no ramificadas llamadas braquiolas.

Tenían unas estructuras porosas especiales en las placas, que usaban para la respiración. Los cistoideos sólo se encuentran muy ocasionalmente en las rocas del Ordovícico al Devónico.

Pleurocystes

Pleurocystes

Este cistoideo fósil tiene una teca triangular y aplanada, y su anchura máxima se sitúa en el margen posterior, ahusado hacia la parte anterior. El tallo consta de muchos columnales crestados y cortos.
El mosaico que recubre las pequeñas placas de la superficie inferior está puesto de cara arriba.

Hábitat. Este género vivía con la superficie inferior apoyada en el sedimento y con el tallo arrollado en torno a algún punto de sujeción adecuado.

Pleurocystites

Este espécimen bien conservado muestra muy a las claras las grandes placas de la parte superior de la teca, y el tallo bastante corto y arrollado que se ahúsa rápidamente. El tallo, cerca de la teca es ancho y flexible, y se compone de osículos alternativamente pequeños y grandes. Dos largas braquiolas se extienden a cada lado de la boca situada en posición central.

Lepadocrinites
Pseudocrinites

 

 
 

 

Varios

 
   
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información